Sao Paulo/Tokio.- Nissan dijo este viernes que representantes legales de su depuesto presidente Carlos Ghosn recuperaron documentos de un departamento corporativo en Río de Janeiro al que se les permitió ingresar tras un fallo de un tribunal brasileño.

El fabricante japonés de automóviles dijo que en el departamento podría haber pruebas sobre las supuestas irregularidades financieras cometidas por Ghosn, que fue arrestado en noviembre, mientras que los abogados del exejecutivo de Nissan dijeron en documentos judiciales que solo trataban de retirar sus pertenencias personales.

Ghosn, quien niega haber cometido algún delito, lideró a Nissan hasta noviembre, cuando fue arrestado por acusaciones de que reportó ingresos inferiores a los reales.

"Además de los efectos personales, los representantes de Nissan observaron a los representantes del señor Ghosn sacando dos carpetas de plástico que contenían documentos", dijo en un comunicado el portavoz de Nissan, Nick Maxfield, quien agregó que desconocía su contenido.

Ghosn, quien sacó a Nissan del borde de una bancarrota y se convirtió en uno de los ejecutivos más poderosos del sector automotor a nivel global, se encuentra desde su arresto

Nissan dijo también que los abogados de Ghosn ganaron una apelación de último minuto ante un tribunal de Río de Janeiro para impedir que la automotriz fuera testigo de la apertura de tres cajas fuertes ubicadas dentro del departamento. Las cajas fuertes han estado en el centro de la disputa legal entre las partes.

Los representantes legales de Ghosn en Tokio no estuvieron disponibles para realizar comentarios el viernes, mientras que una representante en Brasil dijo que no tenía información sobre el tema.

Un juez de apelaciones de Río dictaminó el jueves que los representantes de Ghosn deberían tener acceso al departamento y estar acompañados por personas que representen a Nissan. Nissan dijo que había pedido a un tribunal que le permitiera revisar los documentos, pero que no se le otorgó la aprobación para hacerlo.

Ghosn, quien sacó a Nissan del borde de una bancarrota y se convirtió en uno de los ejecutivos más poderosos del sector automotor a nivel global, se encuentra desde su arresto