Quito. Los dos oleoductos que operan en Ecuador paralizaron el bombeo debido a daños en sus tuberías generados por un hundimiento de tierra en la Amazonía del país andino, dijeron este miércoles funcionarios.

El incidente se produjo este martes en el límite entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos por donde atraviesan el oleoducto estatal SOTE y el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), operado por las compañías privadas que trabajan en el país.

El lunes, el estatal SOTE bombeó unos 340.165 barriles por día (bpd) y el OCP, unos 173.086 bpd, según datos del Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables.

"Se produjo un hundimiento de tierra en el sector San Rafael (...) y esto causó una reducción en la presión de la tubería, afectando la operación del SOTE", dijo la estatal Petroecuador en un comunicado difundido a última hora del martes. "El 7 de abril se suspendieron las operaciones", agregó.

El incidente se produce en momentos en que el Gobierno enfrenta los efectos de la caída de los precios del crudo y la pandemia del coronavirus que está azotando con fuerza a la nación sudamericana.

El oleoducto estatal es una línea de 498 kilómetros que recorre desde la región amazónica donde se encuentran los campos petroleros hasta un puerto en la costa de Esmeraldas.

De su parte, OCP dijo que detectó una erosión en el cauce del Río Coca que "desencadenó esta madrugada la ruptura de la tubería del OCP", en el mismo lugar donde registró el incidente la tubería estatal.

"Como parte del protocolo de emergencia, el bombeo de crudo se suspendió a las 17.30 (horas) del día de ayer, 7 de abril del 2020", explicó OCP en un comunicado el miércoles, que también transporta una porción de crudo colombiano para exportar por Ecuador.

Los técnicos de ambos ductos se movilizaron para atender la emergencia.

El incidente se produce en momentos en que el Gobierno enfrenta los efectos de la caída de los precios del crudo y la pandemia del coronavirus que está azotando con fuerza a la nación sudamericana.

Ecuador está produciendo unos 530.000 bpd, incluida la porción de las empresas privadas y de la estatal Petroamazonas.