Ciudad de Panamá. Representantes de los países de América Central y el Caribe iniciaron en Panamá una discusión de dos días en busca de una hoja de ruta que permita acelerar el uso de energías renovables en esta parte del mundo.

El encuentro fue abierto en un hotel de la capital panameña por el secretario de energía de Panamá, Jorge Rivera, quien reconoció en la intermitencia en el suministro uno de los retos importantes que enfrentan las energías renovables también en la región.

El funcionario consideró esencial poder sumar nuevos actores para el logro del objetivo planteado, según subrayó en el encuentro convocado también por la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena, por su sigla en inglés).

Rivera consideró además fundamental el apoyo de Irena para abordar el tema, dados los desafíos socio-económicos que reconoció tiene la región, y si en verdad se quiere estar a la vanguardia y desarrollar un corredor de energías renovables, limpias y sostenibles.

Irena es un organismo intergubernamental que impulsa el corredor de energías limpias de Centroamérica, acordado en el año 2015 por los gobiernos de Costa Rica, El Salvador, Guatemala,  Honduras,  Nicaragua y Panamá.

El secretario de energía de Panamá, Jorge Rivera, consideró esencial poder sumar nuevos actores para el logro del objetivo planteado, según subrayó en el encuentro convocado también por la Agencia Internacional de Energías Renovables.

Estas naciones pretenden compartir sus excedentes de electricidad provenientes de fuentes renovables, incluidas las no convencionales, como la eólica, geotérmica y solar.

El corredor utilizaría la red de transmisión eléctrica de 1.800 kilómetros que atraviesa América Central, desde Guatemala hasta Panamá.

Rivera subrayó que la sostenibilidad ambiental y el reto por el cambio climático son fundamentales en este análisis, si bien la región no es una de las grandes emisoras de gases de efecto invernadero.

Detalló que uno de los temas de este encuentro es cómo permitir que se integren las energías eólicas y solares de gran dimensión a las redes de transmisión no sólo nacionales, sino también a nivel regional, abaratando costos y que la matriz energética se renueve con energías sostenibles.

Destacó la presencia también en la reunión de representantes de la banca multilateral y de organizaciones regionales de energía, en un primer encuentro técnico, para poder consolidar la hoja de ruta y FlexTool, y que explicó es una herramienta para permitirle flexibilidad a los sistemas e integrar energías renovables como la  eólica y la solar, y que son intermitentes.

El secretario de energía panameño consideró importante la retroalimentación de expertos en la región y en cuanto a la implementación de la indicada y otras herramientas, para que se puedan implementar en el corto plazo.

Reconoció que de este proceso forma parte también la mejora de los mecanismos financieros y regulatorios en la región.

Ricardo Gorini, coordinador de REmap, o la hoja de ruta de energías renovables en Irena,  reconoció que el actual es un momento de incertidumbres por el cambio climático y en las economías, y de desafíos muy grandes, y en el que es importante discutir también sobre las oportunidades que hay ahora, y cómo avanzar.

Estimó además clave compartir las experiencias entre los países de la región.