Actualmente, Easyfly llega a 24 ciudades, con lo que completa una presencia de 72% en los departamentos del país. El presidente de la compañía, Alfonso Ávila, destacó que ese alcance les significa llevar el servicio a una población de más de 18 millones de personas que no están concentradas en las principales ciudades del país.

El objetivo de la aerolínea es incrementar esa cobertura en 43%, llegando a 32 ciudades, lo que la convertiría en la empresa que con mayor presencia por número de destinos.

Además, habrá un incremento de 50% en las rutas pasando de 33 a 47, lo que se traduce en 52.000 vuelos anuales, y de 65% en pasajeros pasando de un millón de personas a 1,65 millones a mediados del próximo año.

El plan de expansión incluye seis nuevas rutas que se abrirán en lo que queda del año, la próxima mañana 2 de noviembre (Cali-Quibdó), y ocho más para 2019, junto con un incremento de la oferta entre 20 y 25% en las siete rutas con mayor demanda, como la que conecta a Bogotá con Neiva y de la capital del país hacia Pereira.

Para lograrlo se invertirán US$220 en los dos últimos meses del año para la incorporación de tres aeronaves ATR72. De hecho, el primero de ellos llegará hoy primero de noviembre a las 5:00 de la tarde.

En lo corrido del año la aerolínea ha transportado más de 870.000 pasajeros, lo que representa un crecimiento de 26% respecto a 2017. Así mismo, se incrementaron las ventas en 45% en el mismo periodo. "Nos está yendo bien en Colombia, estamos muy contentos acá y tenemos todavía un potencial muy grande para crecer", dijo Ávila.

Finalmente, el presidente contó que trabajan en la posibilidad de activar el transporte aéreo en destinos con gran actractivo turístico, especialmente en el Pacífico, que en el momento no tienen este servicio, como Nuquí y Bahía Solano, en Chocó.