Obligado, Paraguay.- Paraguay produciría al menos 9,5 millones de toneladas de soja en el ciclo 2019/2020, recuperándose de los malos resultados de la campaña anterior que impactaron negativamente en su crecimiento, dijo este jueves el ministro de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi.

Lichi participó junto al presidente paraguayo, Mario Abdo, en el lanzamiento oficial de la campaña de soja en Obligado, una colonia de origen alemán a 400 kilómetros de Asunción en la principal zona de producción de la oleaginosa del país.

La cosecha de la soja, motor de la economía local, se redujo un 23% a 7,8 millones de toneladas en el ciclo 2018/2019 debido a una sequía. Esto significó una merma de unos US$1.340 millones en ingresos de divisas, según la Unión de Gremios de la Producción.

"Estamos hablando de 3,55 millones de hectáreas más o menos de siembra, eso estamos esperando (...) y como mínimo tener una productividad de 2.700 kilos por hectárea", dijo Lichi a Reuters.

"Vemos un escenario muy positivo. Así como el sector productivo, el Estado está apostando completamente a esta siembra", agregó.

La siembra concluye a finales de octubre y la cosecha está prevista para febrero y marzo del próximo año.

Lichi dijo que la campaña agrícola ayudará a la recuperación de la economía, que este año crecerá mucho menos de lo esperado por los malos resultados del sector en un entorno global desfavorable.