Asunción. Las exportaciones de carne vacuna de origen paraguayo alcanzaron un total de 200.496 toneladas en los primeros diez meses del año en curso, según un informe del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) dado a conocer este martes.

Este volumen representa el más bajo de los últimos cuatro años, teniendo en cuenta que la mayor disminución se había registrado en el año 2015, donde se colocaron en los mercados internacionales un total de 199.021 toneladas.

En contrapartida, en los años posteriores, 2016,2017 y 2018, los volúmenes de exportación de la proteína roja superaron siempre las 205.000 toneladas en el periodo comprendido de enero a octubre.

De acuerdo al reporte del ente veterinario oficial de Paraguay, la cantidad exportada en el 2019 representa una facturación total de US$821,8 millones estadounidenses, 10,4% menos con relación al 2018.

La cifra demuestra una retracción con relación a dos años consecutivos de crecimiento del sector, tras una recaudación de US$916,6 millones en 2017 y US$917 millones el año pasado.

La cifra demuestra una retracción con relación a dos años consecutivos de crecimiento del sector, tras una recaudación de US$916,6 millones en 2017 y US$917 millones el año pasado.

En lo respecta a los mercados de exportación, el informe del Senacsa da cuenta que el país sudamericano exportó a 38 mercados entre los meses de enero a octubre, siendo Chile el líder del ranking con 67.702 toneladas de carne vacuna que representan unos US$294,7 millones.

En segundo lugar se ubica Rusia, que exportó 70.335 toneladas, más que Chile; pero con un ingreso final menor de US$230,6 millones.

En tercer lugar se posiciona Israel con 19.423 toneladas (US$98,3 millones), cuarto Taiwán con 13.321 toneladas (US$58 millones), y quinto Brasil con 10.552 toneladas (US$50,1 millones).

El presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Luis Villasanti, señaló al respecto a medios locales que actualmente la ganadería sufre una preocupante crisis, ya que el hato ganadero disminuyó considerablemente y seguirá cayendo debido a que los precios actuales del ganado no cubren los costos de producción.

Comentó que fueron varios los acontecimientos adversos que afectaron al sector productivo como los precios bajos, lluvias e inundaciones, largo periodo de sequía, incendios forestales, crisis política y crisis económica.