La petrolera mexicana Pemex ha garantizado en un comunicado la producción y abastecimiento de combustible durante la contingencia del coronavirus, para no afectar al desarrollo y a la economía del país.

Ante la pandemia del Covid-19, Pemex ha subrayado que sigue "con estricto apego" las disposiciones emitidas por la Secretaría de Salud de México, con el objetivo de evitar la propagación del virus entre la comunidad petrolera.

"La empresa mantiene su compromiso con la producción diaria nacional de crudo, siempre procurando el cuidado de la salud de sus trabajadores. Asimismo, se informa de que todas las terminales de almacenamiento y despacho de Pemex cuentan con inventarios suficientes para satisfacer la demanda de la población", ha subrayado el comunicado.

La petrolera ha tomado diferentes medidas para frenar la propagación del virus, como es la implantación de turnos cíclicos que permitan realizar las labores por medios remotos o de forma presencial, según las características del trabajo.

Esto ha permitido reducir la fuerza laboral de manera ordenada, sin descuidar las actividades esenciales conforme a lo estipulado por cada Línea de Negocio.

Asimismo, la empresa ha ordenado labores de limpieza y desinfección adicional en las áreas y promueve medidas preventivas entre los trabajadores y sus familias como el frecuente lavado de manos y el uso de gel antibacterial.