Lima. El Global Entrepreneurship Monitor en su ranking 2019 destaca al Perú como uno de los países con mayor intención para emprender de América Latina y el mundo.

Según este indicador, la economía peruana ocupa la posición cuatro en la región con un 40% de la población dispuesta a iniciar un negocio en los próximos 3 años.

Perú es precedido solamente por Guatemala, Colombia y Chile, quienes lideran el ranking latinoamericano con cerca del 50% de su población interesada en emprender. A nivel global Perú se sitúa en el octavo lugar.

El resultado del indicador de 2019 representa una mejora respecto al estudio de 2017-2018 en el que Perú era el quinto país de la región con mayor intención de emprender.

El resultado del indicador de 2019 representa una mejora respecto al estudio de 2017-2018 en el que Perú era el quinto país de la región con el 43% de la población con intención de emprender.

En esa ocasión destacó con el 43% y erea superado por Guatemala, Chile, Colombia y Ecuador.

Otro resultado que destaca de este estudio es la percepción favorable que tienen los peruanos sobre sus capacidades para poner en marcha una iniciativa emprendedora y afrontar los riesgos que ello conlleva. El 72% de los peruanos siente que se encuentra preparado para ser emprendedor.

"El desarrollo que viene experimentando el ecosistema emprendedor peruano, en términos de infraestructura empresarial y programas de fomento al emprendimiento, así como un entorno social que valora de manera positiva al emprendedor, parecerían ser los principales impulsores de estos resultados", señaló Jaime Serida, líder del equipo GEM, iniciativa promovida por el Centro de Desarrollo Emprendedor de ESAN.

Pero estos aspectos no deben verse de manera aislada. Perú también se caracteriza por una elevada tasa de descontinuidad en emprendimientos (7,6%) y bajos niveles de innovación (2,9%).

 

Estos valores lo han llevado a situarse por debajo de los indicadores de la región que se encuentran en 5,3% y 24,7% respectivamente, destacó Carlos Guerrero, investigador del equipo GEM.

Frente a esta realidad, Jessica Alzamora, investigadora del equipo GEM, señaló que “resulta fundamental la necesidad de fortalecer las capacidades del emprendedor y brindarle las condiciones apropiadas para no solo desarrollar emprendimientos sino consolidarlos y ser capaces de innovar permanentemente”, señaló.

Los especialistas del equipo GEM también consideraron que se deben rellenar los vacíos legales, de mercado, infraestructura y soporte empresarial que aún existen.