Lima.- El gerente de Estudios Económicos del BCP, Carlos Prieto, señaló que el Perú está bien posicionado para aprovechar tres megatendencias económicas mundiales, referidos a la movilidad eléctrica, la alimentación saludable y el turismo.

“Mi impresión es que el Perú está bien posicionado para dos o tres megatendencias mundiales en las próximas décadas, si se produce este cambio tecnológico hacia los autos eléctricos, que va a implicar una mucho mayor demanda por cobre”, declaró a la Agencia Andina.

Refirió que el Perú al ser un productor importante de cobre, “está bien posicionado” para atender la futura creciente demanda por el metal rojo.

“Hay muchas oportunidades porque todavía producimos menos de la mitad de lo que produce Chile en términos de cobre”, explicó.

Según la última encuesta global Mineral Commodity Summaries 2020, del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en español), Perú se mantuvo como el segundo productor mundial de cobre, y el país con la segunda mayor reserva de este metal.

Asimismo, en 2019, el Perú representó el 12% de la producción mundial de cobre, al sumar 2 millones 455.440 TMF (toneladas métricas finas). 

Las exportaciones peruanas de cobre sumaron US$13.893 millones en el 2019, y fueron enviadas principalmente a China, Japón y Corea del Sur, y este metal representó el 49% de las exportaciones minerales del Perú, según datos de la Sociedad Nacional de Minería, Energía y Petróleo (SNMPE).

También el cobre representó 29% del total de las exportaciones peruanas, que comprenden productos como los agrícolas, los textiles, confecciones, metal-mecánica, entre otros. 

Alimentación saludable.  “Otra megatendencia, es el crecimiento de la clase media en el mundo, que va a implicar una mayor demanda de alimentación saludable, y el Perú a través de sus agroexportaciones está bien posicionado, ¿Por qué no pensar en duplicar también nuestras agroexportaciones esta década?”, dijo Prieto.

Según el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) las agroexportaciones peruanas sumaron US$7.462 millones en 2019, cantidad superior en 6,1% respecto a los 7.033 millones del 2018, destacando los envíos de frutas y hortalizas.

Del valor exportado, el 10% corresponde a los productos tradicionales como el café y algodón (774 millones) y el 90% a los no tradicionales (US$6.688 millones), como arándanos, uvas, paltas, frutas, quinua, entre otros.

Turismo. Prieto también señaló que el turismo representa otra megatendencia mundial en crecimiento que el Perú puede capitalizar.

“También el crecimiento de la clase media mundial, significa una mayor demanda por viajes, entretenimientos, turismo, Perú debiera aspirar a multiplicar por tres o cuatro, el número de turistas que recibe, en la presente década”, afirmó.

Según los reportes estadísticos del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), durante el 2019 llegaron 4,4 millones de turistas extranjeros al Perú, cantidad que casi duplica a los 2,3 millones recibidos en el 2010.

Agenda pendiente. El gerente de Estudios Económicos del BCP, Carlos Prieto señaló que los grandes pilares de estabilidad macroeconómica que el Perú mantiene en los últimos 25 años permitirá aprovechar estas oportunidades de crecimiento económico, con una mayor coordinación entre los sectores público y privado.

“Para dar el gran salto en estos sectores que pueden ser grandes generadores de empleo formal y de ingresos fiscales, necesitamos trabajar intensivamente en remover ciertas fallas de coordinación dentro del sector público, así como entre el sector privado y el público, es decir además de la estabilidad macroeconómica, necesitamos mucho trabajo de hormiga microeconómico para remover estos cuellos de botella”, puntualizó.