Lima. La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) del Perú informó que las exportaciones del sector de pesca de consumo humano directo cerraron el año pasado en US$1.400 millones, un resultado que sigue estando muy por debajo de sus países vecinos.

"Esto evidencia una vez más un pésimo desempeño comparado con Chile y Ecuador, que exportan productos de consumo humano US$6.000 millones y US$4.000 millones/año, respectivamente", dijo el presidente del Comité de Pesca y Acuicultura del gremio, Carlos Milanovitch.

“Pese a que estos países tienen menos recursos que los que posee el mar peruano, sus exportaciones triplican y cuadruplican a las nuestras; se supone que el sector debe crecer un 20% por año, pero eso no está pasando”, agregó.

El vocero señaló que el crecimiento del sector estará sujeta a la aplicación de una legislación promotora de la competitividad, que impulse la mejora de condiciones de este rubro; específicamente, en temas relacionados con las demoras en la tramitación de permisos, licencias, excesivos costos en las certificaciones, entre otros.

“Pese a que estos países tienen menos recursos que los que posee el mar peruano, sus exportaciones triplican y cuadruplican a las nuestras; se supone que el sector debe crecer un 20% por año, pero eso no está pasando”, destaca Carlos Milanovitch.

Proyecto para control de contaminantes. De otro lado, más de 300 empresas pesqueras serán favorecidas por un proyecto para el control y vigilancia sanitaria de contaminantes, cuya puesta en marcha permitirá contar con controles que garanticen la vigilancia sanitaria en cuanto a contaminantes de las exportaciones a diferentes países.

El programa es elaborado por técnicos de la SNI con la evaluación del Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes), informó Milanovitch.

Precisó que el proyecto permitirá controlar contaminantes como metales pesados, toxinas y aromáticos y determinar cuál será el procedimiento que se seguirá para su identificación, establecer la cantidad de zonas que se van a controlar; la periodicidad e incluso la metodología adecuada a utilizar.

El representante gremial indicó que una vez culminado el proyecto, el Sanipes debe evaluarlo y, finalmente, el programa PNIPA del Ministerio de la Producción aprobar para su ejecución a cargo de la institución sanitaria.

“La finalidad de este proyecto apunta a dar más oportunidades a nuestras empresas (actualmente hay más de 300 habilitadas por el Sanipes) introduciéndolas en un mercado competitivo, que permita crear más puestos de trabajo formales, y generar mayores ingresos al país. Como integrantes activos de la Mesa Ejecutiva de Acuicultura, el MEF y el Produce encargaron este Proyecto a la SNI, pues tenemos técnicos que poseen el expertise para hacer las propuestas”, enfatizó Milanovitch.

El empresario agregó que tras permanentes reuniones con Sanipes, la SNI presentará el proyecto a finales de este mes.