Sao Paulo. Petrobras informó este viernes el inicio de la fase vinculante del proceso para la venta de su participación del 93,7% en Breitener Energética, que opera dos plantas termoeléctricas en Manaus.

Según la compañía, los que califiquen para esta fase recibirán una carta de invitación con instrucciones detalladas sobre el proceso de desinversión, incluidas las directrices para la debida diligencia y la presentación de propuestas vinculantes.

Las plantas Breitener totalizan 315 MW de capacidad instalada y tienen una capacidad contratada de 120 MW para 2025 con Amazonas Energia, el distribuidor de energía de Amazonas, a través de un exclusivo Acuerdo de Compra de Energía.

Petrobras comenzó el proceso de venta del activo en mayo como parte de su programa de desinversión.

La estatal está desinvirtiendo agresivamente activos no esenciales en un intento por reducir su fuerte carga de deuda, que ha caído constantemente en los últimos años, pero aún está por encima de la de sus pares.

El plan de desinversión de la petrolera prevé, entre otros activo, la venta de la mitad de su capacidad de refinación, responsable de casi el 100% de la producción de combustibles de Brasil.