Petrobras reanudará el proceso competitivo para la venta del 90% de participación en Gas Carrier Asociado (TAG) y el 100% de Araucaria Nitrógeno (ANSA) así como para la formación de asociaciones en refinación de petróleo, según el hecho relevante divulgado este jueves.

La negociación de los activos debe contribuir de forma relevante con el plan de desinversión multimillonaria de la compañía, que busca reducir su deuda y enfocarse en activos esenciales.

En el caso de la TAG, la decisión viene después de que el Superior Tribunal de Justicia (STJ) derrumbara mandato contra su venta por la petrolera estatal.

Pero, además, los procesos de venta citados por la compañía habían sido suspendidos tras la decisión cautelar del ministro Ricardo Lewandowski, del Supremo Tribunal Federal (STF), el año pasado, por la que la venta de acciones de empresas públicas dependería de un aval legislativo.

Para reanudar las desinversiones, la petrolera informó que tomó en consideración el parecer de la Abogacía General de la Unión (AGU), que concluye que la empresa atiende a requisitos analizados por el propio STF para enajenar subsidiarias.

La AGU también entendió que la empresa obedece a los principios constitucionales al desinvertir según el procedimiento del Decreto 9.188 / 2017, que regula algunos dispositivos de la Ley de las Estatales y establece las reglas de gobernanza, transparencia y buenas prácticas de mercado.

"Petrobras refuerza la importancia del Programa de Alianzas y Desinversiones para la reducción de su nivel de endeudamiento y generación de valor a través de la gestión activa de cartera, en línea con su Plan Estratégico y Plan de Negocios y Gestión 2019-2023", dijo la compañía en un comunicado.