Petrobras ha solicitado liquidez por US$8.000 millones a los bancos con los que tiene varias líneas de crédito 'revolving'.

El desembolso de dicha cantidad forma parte de una estrategia de la petrolera para reforzar su liquidez por la crisis del coronavirus y el desplome de los precios del petróleo.

La empresa también ha informado que está estudiando otras medidas que refuercen su flujo de caja, como la reducción adicional de costes y la optimización del capital circulante.

Este anuncio se une al que la compañía ha hecho de que pospondrá la recepción de ofertas en sus desinversiones de activos logísticos por el coronavirus.

La petrolera deja así que todos los compradores potenciales puedan cumplir con los procesos de 'due diligence' correspondientes.

Petrobras ha destacado que esta acción está en línea con la optimización de la cartera de la compañía y la mejora de su reparto de capital, que busca generar valor para sus accionistas.