Buenos Aires. La petrolera argentina YPF, controlada por el Estado, dijo este jueves que registró una pérdida operativa neta de 33.379 millones de pesos (US$534,7 millones) en 2019 como consecuencia del menor valor de sus activos, la situación macroeconómica y algunas políticas locales para el sector.

Según un comunicado de la compañía, los ingresos de la petrolera -una de las mayores empresas de Argentina- crecieron un 55,7% en el mismo año, en medio de una grave crisis económica y de una devaluación de la moneda local que golpeó a sus activos.

"A pesar del contexto, YPF mantuvo una fuerte disciplina financiera. La generación de caja operativa alcanzó los 217.137 millones de pesos (+73,6%), lo que le permitió a YPF financiar con fondos propios la totalidad de su plan de inversiones", señaló la compañía.

De acuerdo con el comunicado de la firma, la producción de hidrocarburos no convencionales -que incluye al megayacimiento Vaca Muerta- creció 71,9% en el cuarto trimestre de 2019 frente al mismo período del 2018.

La producción total de hidrocarburos de la empresa subió un 5,4% en el mismo trimestre, en la comparación interanual, aunque cayó un 3% contabilizando todo el 2019.