Bogotá. Pese a que el gobierno colombiano mantiene reserva sobre los estudios que determinarán la suerte del fracking en Colombia, técnica que permitiría elevar sustancialmente las reservas de gas y petróleo, algunas empresas han empezado a alistar sus solicitudes de licencia a la Autoridad de Licencias Ambientales para llevar a cabo este tipo de exploración.

Al piloto anunciado por Ecopetrol en el Magdalena Medio, que ya ha iniciado el plan para solicitar la licencia, se ha conocido el interés de otras petroleras. Además de la estatal colombiana, se encuentran en este proceso Canacol, asociada a Conocophillips, Shell y Drummond, todas interesadas en proyectos en el Magdalena Medio.

Ecopetrol anunció recientemente que contempla la inversión de US$500 millones para impulsar los Yacimientos No Convencionales, para cuya explotación están técnicas como el fracking.

El CEO de la petrolera Canacol, Charle Gamba, recordó que la empresa había presentado dos solicitudes de licencias para este tipo de exploración, pero le fueron de negadas después de dos años de estudio.

Canacol tiene unas reservas de gas de 569 billones de pies cúbicos y en el momento está vendiendo 130 millones de pies cúbicos en Cartagena y Barranquilla.

Gamba dijo que su compañía se encuentra esperando el momento en que se dé vía libre para iniciar el proceso de búsqueda de los no convencionales. "Estamos esperando en qué va a estar el proceso y cuándo podemos iniciar el primer piloto con nuestro socio Conocophillips. Este proyecto es de crudo en el Magdalena Medio y la cuenca del Cesar", dijo.

Hay que recordar que el Gobierno colombiano había convocado a un grupo de expertos para que evaluaran las condiciones del país y ver si el fracking es una buena idea. La comisión concluyó en febrero pasado que no es recomendable seguir con los proyectos de exploración en el Magdalena Medio, a menos que se cumpla con unos prerrequisitos, como información y capacidad institucional robustas.

Esto se sumó a la suspensión que a finales del año pasado hizo el Consejo de Estado a las normas que en el país definieron los criterios para la exploración y explotación de hidrocarburos en yacimientos no convencionales.

Canacol tiene unas reservas de gas de 569 billones de pies cúbicos y en el momento está vendiendo 130 millones de pies cúbicos en Cartagena y Barranquilla.

"Tenemos una meta este año, cuando Promigás termine su obra de expansión del gasoducto entre la estación de Jobo y nuestra estación en Cartagena. Esta obra va a terminar en junio de este año y va a darnos otros 80 millones de pies cúbicos para llegar a 215 millones de pies cubicos", señaló Charle Gamba.

La intención de Canacol respecto a los no convencionales se conoció en el marco del lanzamiento del programa de masificacion de gas de esa compañía, Surtigás y la Fundación Entetejiendo. Este programa llegaría a mil hogares de poblaciones de Sucre y Córdoba y demandará una inversión de US$5.645 millones aportados por las dos compañías y la Fundación. Canacol Energy aporta US$1.920 millones, Entretejiendo US$1.137 millones y Surtigás US$1.000 millones, además de otros aportes para completar el monto mencionado.