Londres. El barril de crudo en Estados Unidos operaba por debajo de los US$30 este lunes, después de que las medidas de la Reserva Federal y sus pares mundiales no lograron calmar a los mercados y la producción fabril china se hundió a su mayor ritmo en 30 años en medio de la propagación del coronavirus.

A las 1019 GMT, el referencial internacional Brent perdía 2,96 dólares, o un 8,74%, a US$30,89 el barril.

Por su parte, el West Texas Intermediate (WTI) bajaba 1,81 dólares, o un 5,7%, a US$29,92 el barril.

Para combatir los perjuicios económicos provocados por la pandemia, la Fed rebajó este domingo sus tasas de interés clave hasta cerca de cero. El Banco de Japón alivió más tarde su política monetaria en una reunión de emergencia.

"Está claro que los principales bancos centrales del mundo están usando todas sus herramientas disponibles para evitar una crisis, pero parece que el temor a la pandemia se está haciendo con el control de los inversores", dijo Hussein Sayed, estratega jefe de mercados de FXTM.

Mientras, la producción industrial china cayó un 13,5% -mucho más de lo esperado- en enero-febrero en comparación con el mismo periodo del año previo, su lectura más débil desde enero de 1990, cuando comenzaron los registros de Reuters.

La prima del Brent sobre el WTI estaba cerca de su cota más estrecha desde 2016, lo que restaba competitividad al crudo estadounidense en los mercados internacionales.