Ciudad de México. La Secretaría de Medio Ambiente de México resolvió que se debe realizar una consulta pública respecto a la construcción de una planta cervecera en el norte del país, dijo este martes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La gigante cervecera Constellation Brands construye una planta en Baja California, cerca de la frontera con Estados Unidos, que ha sido criticada por el mandatario, argumentando que debió haber sido levantada en algún otro lugar con mayor disponibilidad de agua.

"Nos mandan a decir hasta de la Embajada de Estados Unidos (...) que si se lleva a cabo la consulta va a quedar muy mal el país. ¡No! Si ya fue una decisión de una autoridad, se lleva a cabo la consulta", dijo López Obrador.

"La empresa sostiene que no hay ninguna afectación, que es una inversión que va a generar empleos en la zona. Que se le tenga confianza a los ciudadanos, y que ellos sean los que decidan", agregó en su habitual conferencia de prensa matutina, sin dar mayores detalles.

La edificación de la fábrica ha enfrentado a la compañía de importación de cerveza más grande de Estados Unidos con buena parte de la población de la ciudad Mexicali, principalmente por los requerimientos de agua que tendrá la firma.

Hace un año, el árbitro electoral resolvió improcedente una solicitud de plebiscito sobre la continuación de la construcción presentada por un colectivo local tras recavar miles de firmas.

Constellation, que importa la cerveza Corona y el resto de marcas del Grupo Modelo a Estados Unidos, ha dicho que su planta no "afectará, en ningún momento, la disponibilidad y el abastecimiento de agua en la región".

Autoridades locales también han dicho que la zona, con menos recursos hídricos que el sur del país, cuenta con suficiente agua para dar suministro a la cervecera. La fábrica, cuya inversión ronda los US$1.400 millones, estaría lista a fines de 2021.