Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, publicó este lunes un decreto por medio del cual declara como temas de seguridad nacional la realización de proyectos y obras emblemáticas de infraestructura de su gobierno.

El decreto, publicado en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación (DOF), señala que son de "interés público y de seguridad nacional" la realización de proyectos y obras a cargo del gobierno de México que por sus características, naturaleza, complejidad y magnitud se consideren "prioritarios y/o estratégicos para el desarrollo nacional".

Estos proyectos, puntualiza, abarcan los sectores de comunicaciones, telecomunicaciones, aduanero, fronterizo, hidráulico, hídrico, medio ambiente, turístico, salud, vías férreas, ferrocarriles en todas sus modalidades energético, puertos, aeropuertos, entre otros.

De esta manera, el mandatario podría evitar que sus emblemáticos proyectos como el Aeropuerto Felipe Ángeles, el Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas puedan ser frenadas por amparos.

El acuerdo firmado por López Obrador, que entrará en vigor este martes, argumenta que México requiere de infraestructura para fomentar su desarrollo de manera incluyente y acercar oportunidades a las regiones más rezagadas. 

Cossío: "Es inconstitucional"

Tras la publicación, el exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío, aseguró vía Twitter que el decreto del presidente "es evidentemente inconstitucional". 

En tanto, Felipe Fernando Macías, presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados y legislador del opositor Partido Acción Nacional (PAN), aseguró que el decreto es "increíble".

"Prácticamente con esto el Gobierno federal oculta del escrutinio público cualquier obra y ocurrencia que tenga, esto es flagrantemente inconstitucional, es un cinismo total el desprecio por la legalidad de López Obrador", tuiteó Macías. 

Pese al discurso de austeridad y las crisis derivadas de la pandemia, especialistas han cuestionado que el gobierno priorice los megaproyectos del presidente López Obrador. No obstante, el mandatario alega que las cuatro obras de infraestructura emblema de su gobierno crearon al menos unos 150.000 empleos en 2020.