Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este miércoles que la negociación de la disputa sobre contratos de gasoductos con varias empresas nacionales y extranjeras “va muy bien” y espera tener resultados “pronto”.

La estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) pidió a fines de junio la nulidad de algunas cláusulas de varios ductos a una sociedad entre IEnova -filial de la estadounidense Sempra Energy- y la canadiense TC Energy; a una filial del local Grupo Carso; y a Fermaca, controlada por el fondo suizo Partners Group.

El mandatario había denunciado este año que los contratos eran “leoninos” y que por ello se estaba pidiendo el arbitraje internacional. No obstante, luego fue suavizando su posición y dijo que buscaba una tregua.

Las solicitudes de arbitrajes encendieron las alertas sobre si el gobierno de AMLO respetará contratos firmados en anteriores administraciones o, por el contrario, si abrirá varios frentes de batalla con empresas privadas que podrían poner en riesgo inversiones en sectores clave.

De hecho, el embajador de Canadá en México, Pierre Alaire, dijo entonces a través de Twitter estar "profundamente preocupado" por el asunto y por la "señal que envía de que, a pesar de las declaraciones de @lopezobrador_, México no desea respetar los contratos de gasoductos".