Ciudad de México. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo este miércoles que espera un aval de la fiscalía general para aceptar una millonaria reparación económica de la siderúrgica Altos Hornos de México (AHMSA), en compensación por un sonado caso de corrupción ligado a la brasileña Odebrecht.

El ex presidente de AHMSA, Alonso Ancira, fue detenido en España en 2019 en el marco de una investigación por supuestamente haber pagado sobornos a funcionarios de la estatal Pemex para que le compraran, con sobreprecio, una planta de fertilizantes en el norte del país. Parte del dinero obtenido fue transferido por Ancira a cuentas de Odebrecht.

"Ayer recibí una carta del empresario principal (de AHMSA) de que están dispuestos a devolver los US$200 millones. Ahora falta que la fiscalía resuelva si es conveniente llegar a este acuerdo y a esta reparación del daño, si está permitido", dijo López Obrador en su habitual rueda de prensa matutina.

El mandatario, que anteriormente se mostró abierto a alcanzar un acuerdo de compensación con la compañía, reiteró que los anteriores dueños de la empresa siderúrgica vendieron a Pemex una planta de fertilizantes "que estaba en ruinas, a un precio elevadísimo".

La adquisición de la fábrica, en el estado norteño Coahuila, se produjo cuando Emilio Lozoya era director general de Pemex, entre 2012 y 2016. En 2020, el funcionario fue detenido en España y extraditado a México, donde enfrenta un proceso que implicaría millonarios sobornos de Odebrecht.