Ciudad de México. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este jueves que espera llegar la próxima semana a acuerdos en la disputa sobre contratos de gasoductos con varias empresas nacionales y extranjeras, luego de que este miércoles avanzaron las negociaciones.

La estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) pidió a fines de junio la nulidad de algunas cláusulas de varios ductos a una sociedad entre IEnova -filial de la estadounidense Sempra Energy- y la canadiense TC Energy; a una filial del local Grupo Carso; y a Fermaca, controlada por el fondo suizo Partners Group.

El mandatario ha criticado que los contratos son "abusivos" y que por ello se estaba pidiendo el arbitraje internacional, aunque luego abrió la posibilidad a una tregua para negociar entre las partes.

Las solicitudes de arbitrajes encendieron las alertas sobre si el gobierno de López Obrador respetará contratos firmados en anteriores administraciones o, si por el contrario, abrirá frentes de batalla con empresas privadas que podrían poner en riesgo inversiones en sectores clave.

Una fuente vinculada a Grupo Carso dijo a Reuters a inicio de esta semana que en su caso las negociaciones habían finalizado y no se había modificado el contrato del gasoducto Samalayuca-Sásabe.