En un mercado debilitado por la pérdida de competitividad y consumo, derivada del alto costo del mercado interno y la competencia desleal, América Latina vio caer su producción de acero bruto en diciembre un 12% con relación al mismo mes de 2018, totalizando 4.499 millones de toneladas (Mt.), informó la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

El saldo anual en Latinoamérica fue negativo, con un resultado de un 9% inferior al observado en en 2018 (5,704 Mt), detalló la organización a través de un comunicado.

Brasil fue el principal responsable de esta cifra (56%), seguido de México (30%), que registró su peor indicador en casi 4 años. Argentina también contribuyó a la estadística negativa (9%).

Este resultado contrasta con los de China que ha experimentado durante 2019 un aumento del 8% en su producción de acero bruto en comparación con 2018. 

En 2019, las importaciones chinas representaron el 25% del total importado por América Latina, convirtiendo a la región en la segunda receptora de sus exportaciones de productos laminados. 

 

Cabe destacar que en Latinoamérica, las acciones antidumping crecieron en el último trimestre de 66 para 74, siendo 50 de estas contra China. 

Con el efecto chino, la producción de acero laminado, que impacta directamente en el consumo, alcanzó su nivel más bajo en 3 años (3.598 Mt) en diciembre con un total de un 11% inferior a diciembre de 2018, la cuarta caída mensual consecutiva. 

Al mismo tiempo, la perspectiva a futuro se presenta incierta a partir de la epidemia de coronavirus que podría afectar el comercio mundial, como advirtió la Organización Mundial del Comercio (OMC). 

Latinoamérica enfrenta un proceso de contracción económica que pesa sobre el desarrollo de la industria e influye en su productividad.