Ciudad de México.- Algunos ensambladores de vehículos de México podrían verse obligados a suspender la producción en las próximas semanas debido a la interrupción de envíos de partes desde China ante la epidemia de coronavirus, según funcionarios locales, en lo que sería otro duro golpe para la debilitada economía mexicana.

Manuel González, secretario de Desarrollo Económico del estado Aguascalientes, uno de los principales productores de automóviles en el país, dijo que algunos armadores le habían informado que comenzaban a quedarse sin piezas.

"He estado en comunicación con algunas empresas importantes, ellas me dicen que tienen inventario (hasta) cerca de la segunda o tercera semana de marzo", dijo González a Reuters. "Si es que no se regularizara esa proveeduría y ese abasto, probablemente sí podríamos caer en algunos paros técnicos".

El brote de coronavirus se ha extendido por la economía global y ha alterado las cadenas de suministro. Hasta ahora, más de 119.100 personas han sido infectadas por la enfermedad y otras 4.298 han muerto, la gran mayoría en China, según un recuento de Reuters.

 Cuitláhuac Pérez, jefe del grupo automotor de Aguascalientes, que promueve la industria, dijo que los ejecutivos de Nissan han dicho que sus plantas solo tienen inventario para las próximas tres semanas debido a problemas con los suministros de China.

El martes por la noche, la unidad mexicana del fabricante de automóviles alemán Volkswagen dijo que había aislado en un hospital a un capacitador externo sospechoso de contagio, que recientemente visitó su planta en el central estado Puebla.

Si los fabricantes de automóviles mexicanos se ven obligados a suspender la producción, eso no sería un buen augurio para los planes del presidente Andrés Manuel López Obrador de sacar a la segunda economía más grande de América Latina de una leve recesión.

La fabricación de automóviles es un pilar de la industria mexicana y representa casi el 3% del Producto Interno Bruto. Según la Organización Internacional de Fabricantes de Vehículos, México es el séptimo mayor productor mundial de automóviles.

Casi el 80% de las unidades de fabricación mexicana se envían a su principal socio comercial, Estados Unidos.

Aguascalientes, en el centro del país, alberga dos plantas propiedad de Nissan Motor Co, una de Mercedes-Benz y un complejo compartido entre Daimler y Alianza Renault-Nissan.

Las operaciones en Aguascalientes están funcionando normalmente, dijo una portavoz de Daimler AG, la empresa matriz de Mercedes-Benz.

Nissan ha comenzado a enviar piezas por avión a sus plantas mexicanas en lugar de por barco, a pesar de un aumento en el costo, para evitar cualquier contratiempo en la producción, dijo la directora de Comunicación Corporativa de Nissan México, Luciana Herrmann.

"Seguimos monitoreando, no tenemos confirmación de alguna afectación significativa", dijo Herrmann, y agregó que no había información de un paro de producción inminente.

Problemas con los suministros. Cuitláhuac Pérez, jefe del grupo automotor de Aguascalientes, que promueve la industria, dijo que los ejecutivos de Nissan han dicho que sus plantas solo tienen inventario para las próximas tres semanas debido a problemas con los suministros de China.

"Si no se regulariza el envío de componentes antes de tres semanas entonces en más o menos un mes estarían parando, estarían comenzando a parar la producción aquí en Aguascalientes", afirmó.

Pérez añadió que también había oído hablar de problemas de suministro similares en otros centros de fabricación de automóviles, como los estados Guanajuato y Chihuahua.

Mauricio Usabiaga, secretario de Desarrollo Económico de Guanajuato, dijo que no había recibido noticias de algún impacto en los fabricantes de automóviles en su estado. El gobierno de Chihuahua no respondió a una solicitud de comentarios.

Un portavoz de General Motors Co, que tiene una planta en Silao, Guanajuato, dijo que la compañía estaba operando normalmente, mientras que Ford Motor Co., que tiene plantas en los estados Sonora y Chihuahua, no proporcionó comentarios de inmediato.

El hombre aislado por Volkswagen en un hospital de Puebla reside en Alemania y llegó a México después de unos días de vacaciones en Italia, dijo la compañía en un comunicado.

Volkswagen dijo que había solicitado a las 40 personas que tuvieron contacto con él y a sus familias que se quedaran en casa y que ayudaran a identificar con quiénes habían estado en contacto.

Los problemas con el suministro de piezas desde China ya están teniendo un impacto en otras partes de América Latina. La asociación brasileña de fabricantes de automóviles, Anfavea, advirtió el viernes de que los fabricantes de automóviles podrían suspender la producción en abril debido a la falta de piezas de China.