La producción de carne bovina en Argentina creció un 7,3% interanual en el 2018, a cerca de 3,05 millones de toneladas, impulsada por las crecientes exportaciones, dijo este martes la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra).

Según la Ciccra, la faena de animales se incrementó un 6% interanual, a 13,4 millones de cabezas. Sin embargo, una caída en el poder adquisitivo de la población impactó en el consumo doméstico del producto, que en el 2018 bajó un 2,4% interanual a un promedio de 56,1 kilogramos por habitante.

La mayor faena posibilitó que los embarques de carne crecieran un 78% contra el 2017, a 555.500 toneladas.

El incremento de las exportaciones -en su mayoría a China y Rusia- también traccionó la faena de reses hembras el año pasado, cuya participación en la faena total fue de 45,5% para el 2018, 2,6 puntos porcentuales más que el año anterior.

Las hembras son la variable de ajuste que sostiene o incrementa el rodeo. El sector considera como necesaria una tasa máxima de entre 43% y 45% para sostener el nivel de existencias.