Sao Paulo. La producción de vehículos en Brasil, principal economía latinoamericana, registró una caída interanual de 11 por ciento en septiembre, pero con la fabricación de 220.162 unidades resultó ser el mejor resultado para un mes en lo que va de 2020, informó este miércoles la Asociación Nacional de Vehículos Automotores (Anfavea).

Los fabricantes prevén, como consecuencia de los efectos de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), que 2020 termine como el peor año de las exportaciones de vehículos brasileños en lo que va del siglo XXI.

La producción de vehículos fue, sin embargo, 4,4% superior a la de agosto, y en el acumulado de los nueve meses de 2020, la caída de fabricación a causa de los efectos de la pandemia fue de 41,1% comparado con el mismo periodo de 2019, según los datos divulgados por las automotrices radicadas en Brasil.

Las ventas también sufrieron una caída similar en la comparación interanual de septiembre con el mismo mes de 2019, al disminuir 11,6%, en una caída acumulada en lo que va del año de 32,3%.

Sin embargo, la venta de vehículos experimentó un aumento de 13,3% en septiembre en comparación con el mes anterior, para alcanzar los 207.710, lo cual marca una recuperación, dijo el presidente de la Anfavea, Luiz Carlos Moraes.

"Hay señales positivas en la pandemia con la reducción de los casos positivos, el alto interés por el transporte individual y la tradicional alza del mercado de fin de año, pero hay otros riesgos como la reducción de los subsidios de emergencia por la pandemia, la caída del poder adquisitivo, el desempleo y la inflación", declaró el ejecutivo en una videoconferencia.

La producción prevista para todo 2020 es de 1 millón 915.000 unidades en Brasil, una caída del 35% frente a 2019 y el peor resultado desde 2003.

En cuanto a las ventas en el mercado interno de Brasil, la Anfavea prevé una caída del 31% en 2020 frente a 2019, el peor resultado desde 2005.

"Tendremos una caída dramática de todos los resultados de la industria", afirmó Moraes, quien también destacó que la recuperación en septiembre "no deja de ser un alivio frente a lo que veíamos en el inicio de la pandemia".