La producción nacional de crudo fue de 1.724 millones de barriles diarios. en enero, por primera vez desde hace siete años, tuvo un incremento anual: de 6,4% en relación con el mismo mes del año pasado, que fue el peor ejercicio para el país en 40 años. Este aumento contrasta con las caídas promedio anuales de 7,2%, que se habían registrado desde el 2013.

Además, la producción nacional mostró un ligero incremento de 0,7% o 13.000 barriles en comparación con diciembre del 2019, según el reporte de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

De la extracción nacional, 93,6% provino de las asignaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), cuya producción acumulada en enero fue de 1.614 millones de barriles por día, lo que implicó un aumento de 0,35% que son 5.634 barriles más que los reportados el mes anterior. La extracción en estas asignaciones cumplió así cuatro meses seguidos de incrementos y en un año aumentó 4.25%, pero bajó 2 puntos porcentuales en su participación del total nacional ubicándose en 93.6% en el 2020.

En tanto, la producción por contratos llegó a 109.688 barriles diarios, con un aumento mensual de 6,61% o 6.801 barriles por día. En un año, la producción de 19 contratos que cuentan con desarrollo aumentó 54% añadiendo 54,070 barriles diarios a la extracción nacional.

De esta producción, 55% correspondió al contrato de producción compartida que Pemex opera sin socios en aguas someras: Ek-Balam, cuya extracción fue de 60.721 barriles diarios, con un incremento mensual de 10,3% o 5.682 barriles diarios adicionales al reporte de diciembre. En un año, Ek-Balam incrementó su producción en 55%, con lo que el mes pasado tuvo 21.525 barriles diarios más que los reportados en el primer mes del 2019.

Así, la producción de Pemex sin ningún socio (al sumar las asignaciones y el contrato de Ek-Balam) representó 97,2% de la extracción nacional, con una ligera caída en su participación que en enero del 2019 fue de 98%.

Privados. El restante 2.8% de la producción derivó de contratos en los que participan privados. Con ello, las dos asociaciones entre Pemex y privados otorgadas vía farmout aportaron 13.328 barriles diarios, con un aumento mensual de 17% y un incremento anual de 24%.

Los campos terrestres Cárdenas-Mora, otorgado a la egipcia Cheiron, y Ogarrio, a la alemana Dea Deutsche, tuvieron en enero una extracción de 6.530 y 6.798 barriles diarios, respectivamente, y pasaron en conjunto de una participación de 0.7 a 0.8% de la extracción nacional en un año.

En tanto, las tres migraciones de contratos del régimen anterior al vigente tras la reforma energética tuvieron una producción de 19.732 barriles por día en enero, con una caída mensual de 0,1% o 24.000 barriles diarios, pero con un incremento anual de 15% que son 2.622 barriles por día adicionales.

Santuario El Golpe, de Petrofac, se convirtió en el contrato privado más productivo con una extracción de 13.249 barriles diarios, con un aumento anual de 47%, mientras que Ébano, de Diavaz, llegó a 5.271 barriles por día, creciendo 22% en un año, y Miquetla, también de Diavaz, en consorcio con Weatherford, tuvo una producción de 1.212 barriles diarios, con un incremento de 11% en un año. Así, las tres migraciones mantuvieron su participación conjunta de 1,1% de la extracción nacional en un año.