Buenos Aires. Las principales asociaciones agrarias de Argentina anunciaron este martes un cese en la comercialización de bovinos por nueve días en protesta por el cierre de las exportaciones de carne dispuesto por el Gobierno para evitar alzas en los precios domésticos.

Argentina es uno de los mayores exportadores mundiales de granos y carnes, pero lidia con una alta inflación de alimentos que suele enfrentar al actual Gobierno de centroizquierda con los productores.

"La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (...) convoca a un cese de comercialización de todas las categorías de hacienda vacuna desde las 0 horas del jueves 20 de mayo hasta las 24hs del viernes 28 de mayo", señalaron las cuatro mayores asociaciones rurales del país en un comunicado.

Argentina arrastra hace años una recesión con alta inflación, que se vio agravada por la pandemia de coronavirus y llevó la pobreza al 42% de la población. Los expertos esperan una inflación cercana al 47% para este año, impulsada principalmente por el alza en los precios de los alimentos.

En ese contexto, el Gobierno decidió este lunes cerrar por un mes los embarques de carne vacuna, uno de los principales platos de los argentinos, con el fin de lograr una mayor oferta doméstica que limite las fuertes subidas registradas en los últimos meses.

El sector agrario mantiene hace años cortocircuitos con la centroizquierda peronista actualmente en el poder. En 2008, Alberto Fernández, el actual presidente, se vio obligado a renunciar a su cargo de jefe de Gabinete por la masiva protesta rural contra su Gobierno.