La inversión ya comprometida y aprobada por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) en los planes de empresas petroleras para exploración y desarrollo de contratos firmados al 30 de octubre asciende a US$20.571 millones, que son poco más de 400.000 millones, monto equivalente a 83% del presupuesto del 2019 para Petróleos Mexicanos (Pemex). De estas inversiones, el 43% se ejecutarán en el próximo sexenio y el resto a lo largo de por lo menos 30 años, reveló el órgano regulador mexicano en un análisis estadístico.

Así, se programaron inversiones de US$3.441 millones para los primeros tres años de los contratos firmados, es decir, para las actividades realizadas entre el 2015 y el 2018, mientras que para los próximos seis años, entre el 2019 y el 2024, la inversión comprometida se elevará a US$8.948 millones.

Estos compromisos de inversión vinculantes se desprenden de proyectos que ya se encuentran en marcha en los 107 contratos adjudicados en las rondas petroleras que se ejecutaron entre el 2015 y el 2018, así como de las migraciones de asignaciones a contratos por parte de Pemex con y sin socios y los contratos de asociación licitados por el regulador para la estatal.

Ello es así gracias a que en este periodo comenzarán las actividades más intensivas en capital, como el desarrollo y producción de los campos adjudicados, que implica adquisición de equipos de gran calado y construcción de infraestructura para el transporte y comercialización de los hidrocarburos.

Finalmente, entre el 2025 y el 2041 se han comprometido ya US$8.182 millones para darle continuidad a las actividades que estarán en curso. Pero cabe recordar que los contratos tienen posibilidades de prorrogarse en algunos casos (como las aguas profundas) hasta 50 años y que estas inversiones comprometidas se realizaron como mínimos para la explotación de los campos, sin tomar en cuenta éxitos exploratorios o comerciales posibles, ni los precios potenciales de los hidrocarburos.

De esta forma se observa que, de la inversión aprobada, US$3.574 millones corresponden a actividades de exploración, con los montos aprobados en planes de exploración y evaluación de todos los contratos en curso.

En tanto, la mayor inversión, de US$16.997 millones se ha comprometido para actividades de desarrollo de menos de la mitad de los bloques petroleros, de los cuales cinco están en aguas someras, casi todos en tierra, ninguno en aguas profundas.

Destino de las inversiones. Por ubicación de las inversiones comprometidas, US$18.326 millones se relacionan con contratos ubicados en aguas someras, derivado de que se consideran las inversiones para El y Balam, cuyo desarrollo realiza Pemex en Tabasco, así como de las firmas que tienen los mayores avances en sus contratos: ENI y Hokchi, quienes lograron adjudicaciones en bloques con reservas ya certificadas. En tanto, US$467 millones serán para contratos de aguas profundas y US$778 millones en contratos terrestres.

Igualmente, 91.2% de la inversión aprobada se concentra en Cuencas del Sureste y 7.1% en la cuenca del Golfo de México profundo.

La CNH actualiza y publica la información relacionada con las inversiones programadas en los planes a través del Sistema de Información de Hidrocarburos.

Libre comercio inclusivo, meta de AMLO: SE. El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha sido un éxito para empresas y consumidores mexicanos, pero aún persiste el reto de incluir más sectores productivos y más regiones del país, afirmó la Secretaría de Economía del nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que dirige Graciela Márquez Colin.

Este martes, el TLCAN cumplió 25 años de estar en vigor, aunque este año se espera que sea remplazado por el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), cuya negociación concluyó el pasado 1 de octubre y fue firmado por los representantes comerciales de los tres países el pasado 30 de noviembre.

“Una de las prioridades en materia económica del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es diversificar la estrategia comercial exportadora y propiciar un crecimiento económico más incluyente de regiones que aún muestran graves rezagos en su desarrollo y bienestar, sobre todo en los estados del sur sureste”, informó este martes la Secretaría de Economía, en un comunicado de prensa emitido con motivo del aniversario de la entrada en vigor del TLCAN.

El T-MEC es el producto de la iniciativa del presidente estadounidense Donald Trump para reconducir las relaciones económicas de la región de América del Norte, luego de que el mandatario se refiriera al TLCAN como “el peor acuerdo comercial jamás firmado”.

“Este nuevo instrumento actualizará la integración de México en América del Norte a partir de una agenda comercial que promueva la diversificación de comercio e inversión, que genere nuevas oportunidades y mercados para productores nacionales, prestadores de servicios, exportadores e inversionistas, y que permita avanzar a México en el camino de la inclusión e innovación productiva”, refirió la Secretaría de Economía.