Dubái. El presidente ruso Vladimir Putin dijo que los inventarios mundiales de petróleo deben reducirse a "niveles razonables" y que los recientes ataques a los petroleros del Golfo y de Arabia Saudita reforzarán la cooperación entre la OPEP, Rusia y otros productores de petróleo.

Putin habló en una entrevista con emisoras árabes, incluida Al Arabiya TV, de propiedad saudita, antes de su primera visita a Arabia Saudita en más de una década.

Dijo a Al Arabiya que Rusia trabajaría con el reino y otros socios para "reducir a cero los intentos de desestabilizar el mercado del petróleo".

El presidente rusa señaló que una serie de ataques, a petroleros en aguas del Golfo y otros más limitados contra activos petroleros sauditas, fortalecerían la cooperación entre productores dentro y fuera de la OPEP, una alianza conocida como OPEC+.

"Si alguien piensa que tales actos, apoderarse de los petroleros y atacar la infraestructura petrolera, afectarán de alguna manera la cooperación de Rusia con nuestros amigos árabes, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, o de alguna manera destruirán la cooperación de la OPEP+, entonces todos están equivocados", dijo.

"Todo lo contrario, esto nos unirá porque nuestro objetivo es la estabilidad de los mercados mundiales de energía", dijo. "Pero en el frente técnico, los inventarios globales deben reducirse a un nivel razonable para que no ejerzan presión sobre los precios".

La OPEP, cuyo líder es Arabia Saudita, y los productores no pertenecientes a la OPEP liderados por Rusia han implementado desde enero un acuerdo para reducir la producción de petróleo en 1,2 millones de barriles por día para apoyar el mercado. El pacto se extiende hasta marzo de 2020.

Arabia Saudita culpó al enemigo regional y al compañero productor de la OPEP, Irán, por los ataques con aviones no tripulados y misiles del 14 de septiembre en dos grandes plantas petroleras, diciendo que una investigación preliminar mostró que las armas utilizadas eran iraníes y que el ataque vino del norte. Teherán niega el cargo.

Putin dijo que si bien Rusia condena tales actos, no hubo información confirmada sobre quién llevó a cabo el asalto.

Dijo que cualquier cosa que altere la estabilidad del mercado debe recibir una "respuesta responsable", pero no dio más detalles.

Añadió que Moscú trabajaría con Riad y sus otros socios árabes para "reducir a cero" los intentos de desestabilizar los mercados energéticos.