Ciudad de México.- Radio Educación, un ente con cabeza de sector en la Secretaría de Cultura, aspira a mantener la concesión de la XEEP-AM 1060 KHz de la Ciudad de México, debido a que por disposición legal la emisora está obligada a hacer una devolución de esa frecuencia al Estado mexicano al cumplirse un año de transmisión simultánea con la estación 96.5 MHz XHEP-FM, esto como parte de un proceso de migración de señal de la banda de AM a la de FM que fue consentido por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en 2017.

Esa autoridad estudiará ahora los argumentos de Radio Educación para reasignar la frecuencia a este radiodifusor. Radio Educación confía en que logrará su objetivo, entre otros factores, porque su interés por la estación se centra en hacer una labor social desde la radio pública y porque, por motivos técnicos, la señal de FM desde la que también difunde sus contenidos desde el bimestre noviembre-diciembre de 2018 no está habilitada con el mismo alcance de cobertura que sí tiene la 1060 de AM desde que ésta inició transmisiones hace casi 96 años.

Radio Educación, en otra de sus intenciones, estudia la viabilidad de un plan técnico y económico para arrendar un espacio en la torre de Canal 22 y colocar allí la antena de la 96.5 FM, con lo que esa emisora podría llegar más lejos sobre la Ciudad de México y en caso de que el IFT rechace su solicitud de ampliación de potencia de transmisión, de 3,000 watts por ser catalogada en materia técnica como una estación clase “A”.

La emisora ya hizo el papeleo de trámites para acreditar primero la devolución la señal de AM ante el órgano regulador y se dice lista para posteriormente iniciar el proceso de concurso para que, en caso de ganarlo, le sea asignada nuevamente la frecuencia.

Radio Educación tiene claro que al retornar la 1060 al Estado, la señal estaría disponible para que otros entes de gobierno y organizaciones civiles interesados en transmitir radio también manifiesten su intención de competir por la frecuencia, aunque ello implique un desembolso de recursos tres veces mayor para el equipamiento de una AM respecto a la inversión para un señal de FM y además de que por aspecto técnico una estación de amplitud modulada también requiere de un extenso terreno para sus transmisiones, de ahí que todavía haya grupos comerciales con estaciones apagadas sólo por este factor técnico.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones tiene escrito en el Programa Anual de Uso y Aprovechamiento de Bandas de Frecuencias del año 2020 que existe una estación de AM en el mercado de la Ciudad de México asignada para transmitir radio pública. 

Esa estación tiene autorizada una potencia de transmisión de 100,000 watts, apetecible para un radiodifusor que no sólo podría ser Radio Educación ante el hecho de que en la CDMX la banda de FM para radio pública, social o comunitaria oficialmente se agotó el 1 de marzo de 2019, cuando el IFT entregó la 99.7 MHz, la última emisora disponible, a una asociación civil con cabecera en Ciudad Nezahualcóyotl. 

La 1060 de AM tiene permitido transmitir con 100,000 watts de potencia desde su antena plantada en la zona de Ejército de Oriente en la Ciudad de México, potencia con la que envía su señal hasta los inicios de Valle de Bravo en el poniente; Puebla capital, al oriente; Taxco, en el sur, y Actopan, al norte, conforme el folio FER037795CO-102594 del IFT, otra razón por la que Radio Educación peleará en cualquier concurso de asignación.

Pero más lejos que esas poblaciones, la XEEP-AM es una de las emisoras con los mejores números en toda la banda de AM de la capital y sólo aquí, tiene una audiencia neta diaria de 51,000 oyentes en su mejor pico y de 33,000 escuchas en su menor nivel, de acuerdo con mediciones de la casa INRA para transmisiones de FM y AM.

La cifra deriva de la combinación de la audiencia en AM y FM, pero en solitario, la señal de amplitud modulada, según el periodo que se tome de análisis, aporta un tercio o la mitad de toda la audiencia conseguida por Radio Educación a través de sus dos canales de transmisión, una señal de que el público asocia a la 1060 AM con Radio Educación y de que la 96.5 FM tiene un corto alcance de cobertura.

Aun considerando los últimos datos de Radio Educación en 2017, cuando sólo operaba una estación AM, el nivel de atracción de oyentes de la 1060 en tiempos de la hermana en FM está un 10% abajo y una explicación está en que algunos contenidos de preferencia entre el público migraron a la 96.5 MHz, de ahí que a Radio Educación le interese retener la AM y potenciar la FM.