Panamá.- El registro de buques de Panamá, el mayor del mundo con más de 8.000 naves, informó que aplicará sanciones en los casos en los que las embarcaciones bajo su bandera sean empleadas para actos ilícitos.

La estatal Autoridad Marítima de Panamá (AMP) expresó en un comunicado que apoya recientes declaraciones sobre el tema del Secretario General de la Organización Marítima Internacional (OMI), Kitack Lim, durante a la 101ª sesión del Comité de Seguridad Marítima (MSC) en la sede de este Organismo en Londres.

Expresó, y en relación además con la situación que enfrentan buques que navegan en el Estrecho de Ormuz, que la entidad condena rotundamente la utilización de buques con bandera panameña para actos ilícitos que atenten contra la seguridad de la vida humana.

Señaló que la condena será además en el caso de buques con los cuales se violen las leyes, convenios y acuerdos internacionales, en cuyos casos habrá sanciones y correrán el riesgo de cancelación del registro respectivo de la nave involucrada.

Agregó la AMP que los intereses nacionales de Panamá y de la comunidad internacional son fuertemente afectados cuando actos deliberados ponen en riesgo a las tripulaciones y al comercio internacional.

Indicó también que ayer inició el proceso de cancelación de oficio de la nave Riah del registro de buques de Panamá, lo cual se decidió después de realizar una investigación interna.

Detalló que producto de este trabajo, fue solicitada información a los agentes residentes y representantes legales de la nave, detectándose que la misma violó regulaciones internacionales de manera deliberada.

Añadió que con la nave hubo irregularidades en cuanto a documentación y formalidades que debían mantenerse en el expediente de la nave en la AMP.

La entidad comunicó, además, que por noticias internacionales y medios se pudiera entender que la nave sufrió algún tipo de emergencia o situación de desastre; observando que ninguna de estas informaciones fueron reportadas por los canales apropiados a la administración marítima panameña.

La ACP insistió en que considera completamente inaceptable que una de las naves del registro panameño se vea involucrada en situaciones o actos ilícitos en cualquier parte del mundo.

Añadió que tomarán por lo tanto acciones enérgicas, cuando los armadores/operadores/tripulantes intenten modificar o mal operar los equipos de posicionamiento global AIS y LRIT intencionalmente.

Además, indicó que ha procedido a realizar cancelaciones a embarcaciones por violar las leyes nacionales y tratados internacionales de los cuales Panamá es firme signatario, ya que para esta administración el compromiso de cumplimiento con las normas y estándares Internacionales es de alta prioridad y de atención inmediata.