Sao Paulo. Renova Energía, empresa de generación con la estatal Cemig como principal accionista, presentó nuevos planes de reorganización judicial que prevén subastas de activos para recaudar fondos, según documentos entregados a la Comisión de Bolsa y Valores (CVM) en este viernes.

La empresa, que totalizó deudas por más de R$3.000 millones (US$586 millones) antes de pedir protección contra los acreedores en octubre pasado, propone liquidar créditos con garantías reales en 11 años, con 24 meses de gracia y liquidar el principal en 18 cuotas semestrales.

En caso de que la empresa logre vender su parque eólico Alto Serão III - Fase A, estos créditos serían vencidos anticipadamente con garantía, utilizando el monto recaudado para liquidar los compromisos con los acreedores.

A los acreedores no garantizados se les debe pagar en 14 años, también con un período de gracia de 24 meses y cuotas semestrales, según el plan.

Las obras del parque eólico Alto Sertão III-Fase A, fueron paralizadas por Renova con cerca del 90% de avance físico debido a la falta de recursos. La empresa tiene una deuda de miles de millones de dólares con el BNDES relacionada con un préstamo puente para el proyecto.

Ventas. El plan de Renova prevé que Alto Sertão III - Fase A, principal activo de la empresa, pueda venderse en un proceso competitivo, por un precio mínimo indicado en un informe de tasación aún por elaborar.

La participación de 51% de la empresa en Brasil PCH también debería ser objeto de una subasta, dentro de los 7 meses posteriores a la aprobación judicial del plan o hasta 60 días después de recibir una oferta firme y vinculante por el activo.

El monto mínimo establecido es de R$1.000 millones (US$195 millones), pero la operación puede cerrarse por debajo de eso si los acreedores están de acuerdo.

La participación de Renova en Enerbrás tendrá un valor mínimo de R$211 millones (US$41 millones). El parque eólico Alto Sertão III - Fase B tendrá un valor mínimo de R$50 millones (US$9,7 millones).