La Paz. Pese a la reducción de nominaciones de volúmenes de exportación de Argentina y Brasil, la renta petrolera por la venta de gas natural de Bolivia repuntó en el primer semestre del año respecto a igual periodo de 2018, informó este martes el Ministerio de Hidrocarburos.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, proyectó los ingresos por renta petrolera para este año similar o mayor a lo registrado el año pasado a pesar de una reducción en las nominaciones.

"Las mejoras en los precios internacionales nos permiten mantener y proyectar que tendremos una renta petrolera similar o superior a la gestión pasada. Esas son buenas noticias para las arcas de Bolivia", afirmó el ministro a la prensa.

De acuerdo con datos proporcionados por el ministerio, entre enero y junio la renta petrolera de Bolivia fue de US$1.118 millones, cifra superior a la percibida en igual periodo del año pasado, que fue de US$1.072 millones.

Asimismo, se incrementó la producción de los productos con valor agregado como la urea y el gas licuado de petróleo (GLP) en los primeros seis meses frente a similar periodo de la gestión pasada.

"Las mejoras en los precios internacionales nos permiten mantener y proyectar que tendremos una renta petrolera similar o superior a la gestión pasada. Esas son buenas noticias para las arcas de Bolivia", afirmó el ministro a la prensa.

Sánchez explicó que la producción de gas actual en el país se encuentra en 58 millones de metros cúbicos día (MMmcd) y en las próximas semanas se prevé la incorporación de 3 MMmcd adicionales.

"Estamos trabajando para firmar nuevos contratos para incrementar las nominaciones de gas, estamos en negociaciones con varias empresas privadas de Brasil, en las próximas semanas tendremos nuevos anuncios sobre estos acuerdos", dijo.

Sobre los productos derivados, Sánchez mencionó que Bolivia en la actualidad ya no es sólo extractivista sino que tiene varios productos con valor agregado como la urea, GLP e incluso ha impulsado los biocombustibles que este año han tenido un repunte importante.

Puso como ejemplo el primer semestre del 2018 cuando se tuvo una comercialización de urea de 55.975 toneladas métricas (TM), mientras que este año ya se registró una producción de 148.262 TM en el mismo periodo.

"Es decir, casi hemos triplicado nuestra producción, lo que nos va a permitir mayores ingresos para el Estado", agregó.

En el caso de la urea, en el primer semestre de la gestión 2018 se comercializaron en el mercado externo 49.879 TM, mientras que en 2019 se vendieron 131.767 TM. 

Dijo que Bolivia pasó de ser un país importador de GLP a convertirse en uno de los mayores exportadores de la región, teniendo más del 90 por ciento del mercado paraguayo, y "también exportamos a Perú y Argentina".

El ministro enfatizó que el sector de hidrocarburos desde su nacionalización ha potenciado la economía nacional y lo seguirá haciendo.