Lima. La empresa española Repsol invirtió US$741 millones en su nueva unidad de producción de combustibles de bajo azufre en la Refinería La Pampilla, ubicada en el distrito de Ventanilla (Callao).

Este miércoles, la compañía inauguró las nueva unidad, en una ceremonia que contó con la asistencia del presidente Martín Vizcarra; el Rey de España, Felipe VI, y el presidente de Repsol, Antonio Brufau.

Con esta nueva unidad se culmina el proceso de inversión de la empresa Repsol en la Refinería La Pampilla, que permite la producción local de la totalidad de combustibles líquidos (gasolina y diésel) con bajo contenido de azufre (menos de cincuenta partes por millón).

De esta manera se reducen significativamente las emisiones de dióxido de azufre en el medio ambiente y se podrá atender la demanda de combustibles limpios que demandan los nuevos autos en el mercado.

Para la construcción de esta nueva unidad se empleó a más de 2.500 personas y se requirió cerca de 11 millones de horas hombre.

Repsol había culminado en 2016 una primera etapa en La Pampilla, que comprendía la puesta en producción de las unidades de desulfuracion de diesel.