Buenos Aires. Argentina tendrá una fábrica de trenes que prevé generar 1.200 empleos en la Provincia de Buenos Aires. Con una inversión de US$70 millones, las obras comenzaron este martes, en los históricos talleres ferroviarios de Mechita, en Bragado, que habían cerrado en 2011.

Este hecho fue posible a través de la iniciativa de Trenes Argentinos Infraestructura, organismo dependiente del Ministerio de Transporte, y la inversión de TMH Argentina, filial del grupo ruso Transmashholding.

Las obras que comenzaron este martes, se realizarán en los próximos 10 años y generarán 1.200 puestos de trabajo directos e indirectos durante la construcción, que a su vez permitirá que se generen 400 nuevos puestos adicionales para operar la nueva fábrica.

El anuncio de inversión de TMH se realizó en el marco de la visita del presidente Mauricio Macri, presidente de la Nación; la gobernadora d Buenos Aires, María Eugenia Vidal; y Guillermo Dietrich, ministro de Transporte; junto a autoridades de TMH.

"La reactivación de estos talleres históricos forma parte del cambio profundo que estamos llevando adelante en los trenes, tanto de pasajeros como de cargas, con obras que quedan para siempre, como los viaductos, el frenado automático, vías nuevas, señalamiento, comunicaciones, obras eléctricas, más tecnología, entre otras transformaciones", señaló Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte.

 

El objetivo de la empresa es generar un polo ferroviario industrial capaz de brindar soluciones en producción y reparación de locomotoras, vagones de carga y coches de pasajeros, tanto eléctricos como diésel, para el mercado ferroviario nacional y regional.

"Nuestro objetivo es devolverle a la Argentina el desarrollo ferroviario que supo tener. Por eso estamos muy contentos de poder anunciar esta inversión para desarrollar una nueva fábrica con nueva tecnología, valor agregado local y servicios de calidad, y que a la vez genere oportunidades de desarrollo para los habitantes de la zona”, afirmó Guillermo Fiad, Presidente de Trenes Argentinos Infraestructura.

¿En qué consiste el proyecto? El compromiso de la empresa rusa es invertir US$50 millones en 10 años, donde se prevé la construcción de una fábrica completamente nueva con tecnología de punta que permita dar un salto cualitativo, incrementar la producción y generar nuevos puestos de trabajo directos para personas de la zona.

Los US$20 millones restantes serán destinados a ítems claves a lo largo del proyecto: transferencia de tecnología y conocimiento, proyectos de inversión social y comunitaria, y desarrollo de la cadena de valor.

 

Con esta iniciativa, se espera que Mechita se convierta en centro de desarrollo ferroviario, con un centro de investigación y con la posibilidad de que se vayan sumando al predio nuevos proveedores de todo el mundo.

En este último punto, ya se ha dado un paso importante con la reciente instalación de la empresa sueca Dellner, que se dedica al mantenimiento de acoples de vehículos ferroviarios. La construcción de la nueva planta demandará el trabajo de 400 personas de manera directa y 800 indirectas.

El último antecedente de una inversión extranjera directa de esta envergadura en la Argentina, data de la década del 60, cuando la empresa Fiat Ferroviario anunció la apertura de una fábrica de material rodante que fue cedida a un grupo empresario argentino unos 10 años después.