Las autoridades de Rusia aumentaron los bloqueos de ingreso a la mayoría del salmón proveniente de Chile y -ante ese escenario- la salmonera Camanchaca pidió al Gobierno que interceda ante este “problema diplomático”.

Lo anterior se dio en un contexto de acusaciones por el uso de un determinado antibiótico.

Ricardo García, gerente general de la Pesquera Camanchaca, explicó a la agencia Bloomberg que rondan afirmaciones “falsas” sobre el uso de oxitetraciclina en las especies que se comercializan.

El directivo sostuvo que la firma ha tenido que frenar sus envíos a Rusia y calificó la situación como “sospechosa” e “inexplicable”.

García opinó que esto se trata de un problema de nivel “diplomático” y reveló que solicitaron al Gobierno que ayude a buscar una solución para poder seguir exportando al mercado ruso.

Blumar y Salmones Aysén también se han visto afectados por este bloqueo.

En el caso de Camanchaca, -que produce cerca de 60 mil toneladas métricas de este pescado al año-, casi el 20% de sus ventas al exterior llegan a Rusia.