Sao Paulo. El alcalde de Sao Paulo, Bruno Covas, ha ratificado este lunes una ley que prohíbe el uso de productos de plástico de un solo uso en establecimientos de la capital paulista a partir del primero de enero del año 2021.

La ley, aprobada en junio de 2019, busca, en palabras del alcalde socialdemócrata, "evitar la emisión de gases de efecto invernadero presentes en los vertederos" de la ciudad, que tiene cerca de 12 millones de habitantes.

Los comerciantes tendrán, a partir de ahora, un año para adaptarse a la nueva legislación y sustituir aquellos objetos, como vasos, platos y cubertería, por otros de material biodegradable, en caso de que opten por seguir utilizando descartables.

De acuerdo con el texto, la legislación se ha de cumplir en espacios públicos como bares, restaurantes, clubes nocturnos, hoteles, fiestas infantiles, salones de danza y eventos culturales y deportivos de cualquier nivel.

El Ayuntamiento de Sao Paulo ha explicado que el objetivo de esta medida es "promover el reciclaje e impulsar una transición hacia una economía sostenible". La medida se suma a la prohibición que en junio de 2019 aprobó contra el uso de pajitas de plástico en establecimientos públicos.

La normativa contempla penas que van desde la simple advertencia, en caso de que sea la primera vez, hasta el cierre del establecimiento si se persiste en el no cumplimiento de la nueva legislación en hasta seis ocasiones, ha detallado la revista brasileña 'Veja'.