Sao Paulo. La búsqueda de las reservas de litio en Brasil se han disparado en las últimas semanas, tras los recientes descubrimientos e impulsado además por el escenario internacional favorable.

Según datos de la Agencia Nacional de Minería (ANM), a principios de diciembre se contabilizaban 117 solicitudes de investigación del mineral. Está cifra es tres veces más que las solicitudes realizadas en 2017 y casi diez veces el de 2016, publica Folha de Sao Paulo.

Actualmente, se encuentran en desarrollo dos proyectos que prevén elevar al gigante sudamericano como una de los mayores productores mundiales de litio en la próxima década.

En el Valle del Jequitinhonha, al norte de Minas, el proceso está generando gran expectativa por su potencial. También en el nordeste -principalmente en Rio Grande do Norte, en Paraíba, en Pernambuco y en Bahía- se comienza a registrar un incremento en la demanda.

Por el momento, Brasil cuenta solo con una pequeña producción en proyecto de la Compañía Brasileña de Litio (CBL), que solo está enfocada en el consumo básico del mercado interno.

"Brasil era tímido en este segmento. De repente, surge la demanda eléctrica, y el sector está pasando por un despertar", destaca Ivan Jorge Garcia, especialista en recursos minerales de ANM.

El litio está siendo considerado como el "petróleo del futuro", por ser un potencial sustituto del motor a combustión, y eso lo está llevando a experimentar una gran valorización en el mercado internacional.

*Con información de Folha de Sao Paulo.