El incremento en la producción petrolera del país, con los nuevos desarrollos de Petróleos Mexicanos (Pemex), permitirá mantener el nivel de exportaciones y aumentar a 70% de la capacidad el proceso de crudo en el sistema nacional de refinación, aseguró la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

“Es necesario observar la estrategia integral del sector, porque con los ingresos que se obtendrán al aumentar la venta de petrolíferos también se podrán equilibrar las finanzas nacionales”, dijo en entrevista durante la inauguración del México Wind Poder 2019, “ no necesariamente bajarán las exportaciones”.

Y es que el Plan de refinación, con el cual la Secretaría de Energía pretende concluir el año con las seis refinerías operando a 70% de su capacidad en proceso de crudo, complicaría las finanzas públicas por una posible reducción de los ingresos que se obtienen por exportaciones petroleras, ya que éstas tendrían que reducirse en más de 40% en volumen con la consecuente caída en valor según las proporciones y previsiones con las que hoy cuenta el país.

Operar el sistema nacional de refinación a 70% de su capacidad, como busca el gobierno, implica disponer de 1.092 millones de barriles diarios de crudo.