Lima. El sector asegurador creció 9,7% el año pasado en relación al 2018 impulsado por los seguros de vida, reveló este martes el presidente de la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg), Eduardo Morón.

Precisó que las primas de los seguros en el 2019 alcanzaron los 14.113 millones de soles (US$4.141 millones), mientras que en el 2018 se registraron 12.869 millones (US$3.775 millones). 

“La desaceleración económica global no ha sido ajena a la industria aseguradora que, si bien ha mostrado dinamismo, el crecimiento no alcanzó los dos dígitos del año anterior (13%)”, señaló a la Agencia Andina.

De otro lado, dijo que se estima que la penetración de los seguros (primas/PBI) cerró el año en 1,86%, mostrando una recuperación que se viene experimentando desde hace dos años.

Respecto a la prima per cápita, indicó que el Perú (US$130) sigue por debajo del promedio de la región, incluyendo aquellos que pertenecen a la Alianza del Pacífico: Colombia (US$188), México (US$209) y Chile (US$747).

Los Seguros de Vida fueron los que mostraron el mayor incremento (11,8%), aunque a un menor ritmo del registrado en años anteriores. Las primas de los Seguros de Vida bordearon los 4.814 millones de soles (US$1.412 millones).

“Para el 2020 se estima un crecimiento más moderado que podría estar alrededor de 8% sujeto a una mayor estabilidad económica del país y el impulso de nuevas inversiones. No obstante, somos conscientes que estamos en un año preelectoral las inversiones y la demanda de hogares serían conservadoras”, manifestó.

Ramos del sector. Las primas de los cuatro ramos del sector asegurador (Vida, Riesgos Generales, Accidentes y Enfermedades, y Seguros asociados al SPP – Sistema Privado de Pensiones) crecieron respecto al 2019. 

Los Seguros de Vida fueron los que mostraron el mayor incremento (11,8%), aunque a un menor ritmo del registrado en años anteriores. Las primas de los Seguros de Vida bordearon los 4.814 millones de soles (US$1.412 millones).

Dentro del ramo de Vida, el mayor crecimiento absoluto lo registró el riesgo Desgravamen, cuyas primas alcanzaron los 1.553 millones de soles (US$455 millones).

Este resultado estaría soportado en el crecimiento que vienen experimentando los créditos hipotecarios, que en el 2019 creció 8,75% en relación con el 2018.

En segundo lugar, se ubicó el riesgo Vida Individual de Largo Plazo, el cual alcanzó los 1.167 millones de soles (US$342 millones).   

El ramo de Riesgos Generales reportó un crecimiento en primas de 9% respecto de 2018, alcanzando los 5.193 millones (US$1.523 millones). 

Uno de los riesgos que mostró un mejor desempeño en el año fue Vehículos, que reportó primas por 1.454 millones (US$426 millones); al contrario, uno de los que más decreció fue el Seguro Agrícola, hecho generado por el retraso en el proceso de licitación del Seguro Agrícola Catastrófico.

El ramo de Accidentes y Enfermedades reportó un crecimiento en primas de 8,3% respecto de 2018. En este ramo, los seguros de salud fueron los que tuvieron el mayor crecimiento en primas en los últimos 12 meses: incremento de S/ 146 millones, unos US$42,8 millones (13,5%).

 

El ramo de los Seguros asociados al SPP, conformado por las rentas vitalicias de jubilación, invalidez y sobrevivencia, así como por el seguro previsional; reportó un crecimiento 8,0% respecto al año anterior, luego de estar cerca de dos años y medio en terreno negativo.

“Se estima que para el 2020 los seguros de vida seguirán impulsando el crecimiento del sector, motivado por la demanda de productos con componentes de ahorro/inversión, los cuales vienen generando interés y aceptación en el mercado”, indicó Morón. 

“Asimismo, los seguros de salud continuarán teniendo una importante demanda, pues las compañías mejoran constantemente la oferta de sus productos y buscan alcanzar nuevos segmentos de mercado”, agregó.

Siniestralidad. En el 2019, los montos por siniestros alcanzaron los 7.479 millones de soles (US$2.194 millones), 8,7% más que en el 2018. 

Asimismo, al cierre del 2019 el sistema asegurador estuvo conformado por 20 empresas, de las cuales siete operan tanto en el ramo de vida como de generales, ocho se dedican exclusivamente al ramo de riesgos generales y cinco exclusivamente al ramo de vida.