Río de Janeiro. El sector turístico de Brasil perdió 49.900 establecimientos de marzo a agosto debido a la pandemia del nuevo coronavirus, lo que corresponde al 16,7% de todos los negocios del sector que había antes de la llegada del virus al país, informó la Confederación Nacional de Comercio de Bienes, Servicios y Turismo (CNC).

Los micronegocios turísticos fueron los más afectados (29.200), seguidos de los pequeños (19.100), mientras que a nivel regional todos los estados brasileños perdieron negocios turísticos, principalmente Sao Paulo (15.200), Minas Gerais (5.400), Río de Janeiro (4.500) y Paraná (3.800).

El presidente de la CNC, José Roberto Tadros, afirmó que la mayoría de las actividades que componen el turismo brasileño sigue sin perspectiva de recuperación en los próximos meses.

"La aversión de consumidores y empresas a la demanda, sumada al rígido protocolo que envuelve la prestación de servicios de esta naturaleza, tiende a retrasar la reanudación del sector", explicó.

Las actividades más afectadas por la pandemia fueron los servicios de alimentación fuera de domicilio, como restaurantes y bares (39.500 negocios cerrados), seguido de los hoteles, posadas y albergues (5.400) y transporte por carretera (1.700).

Según datos del Registro General de Empleados y Desempleados (Caged), el sector turístico perdió 481.300 puestos de trabajo durante los primeros seis meses de la pandemia, mientras que la CNC calcula que entre marzo y septiembre, el sector turístico brasileño perdió 207.850 millones de reales (US$36.918 millones).