Sao Paulo. Royal Dutch Shell, el grupo de capital privado brasileño Pátria Investimentos y Mitsubishi Hitachi Power Systems, invertirían US$700 millones para construir y operar una planta de energía a gas en el estado de Río de Janeiro.

La empresa conjunta construirá la central térmica Marlim Azul con una capacidad de 565 megavatios (MW) en Macaé, a lo largo de la costa de Río, y utilizará gas natural suministrado por Shell Brasil Petróleo Ltda. 

Pátria tendrá el 50,1% de la empresa, con el 29,9% de Shell y el 20% de Mitsubishi.

Shell había entrado en el proyecto como suministradora del gas natural que será consumido en la planta, pero el año pasado inició las conversaciones para componer la sociedad responsable de la construcción de la termoeléctrica.

La planta fue negociada en la subasta de energía nueva realizada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL), en diciembre de 2017.

La térmica entrará en operación en 2022, proporcionando aún energía adicional a ser vendida en el mercado libre.

*Con información de Reuters y Valor.