Ciudad de México. El nuevo CEO de Siemens para México, Centroamérica y el Caribe, Juan Ignacio Díaz, aseguró que la compañía alemana continuará con la proveeduría de equipo de alta especialización para generación renovable, además de que invertirá US$20 millones en investigación y desarrollo junto con la ampliación de una de sus siete plantas en el país y la intención de participar como potencial socio tecnológico en la construcción del proyecto del Tren Maya.

Explicó que las mejorías a la infraestructura para manufacturas que tienen en México serán para actualizar distintos procesos productivos mediante automatización y eficiencia en distintas fases.

Siemens, que provee tecnología que va desde conectores, cajas de mando y equipos aislados hasta trenes completos o infraestructura para su movilización principalmente en Europa, pretende participar en la construcción del proyecto del Tren Maya para el sureste del país, para que, según las condiciones de inversión pública y privada que se determinen, pueda aportar su experiencia en este rubro, comentó.

“Por la diversificación que tenemos podemos participar en este proyecto, tenemos tecnología para las vías y la construcción del tren mediante la automatización”, expuso.

Por otra parte, Siemens pretende invertir hasta US$200 millones en la fabricación de infraestructura de energía eólica y solar, ya que participa como socio tecnológico con componentes que permiten la generación eléctrica.

Desde hace dos años, la alemana cuyo mayor activo es la innovación, anunció su incursión en el negocio de almacenamiento de electricidad mediante el desarrollo de nuevas formas para guardar energía renovable, a través de la electrólisis, baterías modulares y piedras naturales, tecnologías que podrían beneficiar a México, ya que el uso de energías renovables crece a doble dígito.

Así, Siemens está desarrollando en colaboración con la Universidad Tecnología de Hamburgo y Hamburg Energie un nuevo sistema denominado Future Energy Solution (FES), capaz de almacenar por varias horas exceso de energía renovable en piedras naturales.

La compañía considera que a nivel global se espera que el sector de almacenamiento de energía conectado a la red se expanda de una capacidad instalada total de hasta 28 gigawatts para el 2022, equivalente a la potencia utilizada por 18,6 millones de hogares.