Siemens Energy y el conglomerado Andrade Gutierrez ganaron un contrato de 1.000 millones de euros (US$ 1.100 millones) para construir una central eléctrica de ciclo combinado de 1,7 gigavatios en Brasil, anunció este martes el grupo alemán.

El contrato fue ganado por Gas Natural Acu (GNA), una joint venture de Siemens Energy, BP, Prumo Logística y la Chinese State Power Investment Corp, y es la orden de seguimiento de una primera planta, GNA I, que entró en operación a mediados de año.

Siemens Energy, que se separó de Siemens AG el año pasado, no ha revelado el valor del contrato para el GNA II, que entrará en funcionamiento en 2023.

Un conocedor del asunto dijo que la cuota del grupo ronda los 750 millones de euros (US$ 840 millones), que incluye una turbina de vapor, cuatro generadores eléctricos y tres generadores de vapor con recuperación de calor.

Siemens Energy también proporcionará operación y mantenimiento a largo plazo de la planta, dijo.

Con 3 gigavatios de capacidad instalada combinada, las dos plantas son el proyecto de energía de gas natural licuado (GNL) superenfriado más grande de América Latina, y producen suficiente energía para hasta 14 millones de hogares.

"Este proyecto es estratégico, no solo por su grandeza, sino también por su ubicación geográfica, cerca de los dos principales sistemas de gasoductos de Brasil, en el noreste y sureste del país", dijo el miembro del directorio de Siemens Energy, Jochen Eickholt.

"Y no lo olvide: nuestras turbinas de gas para GNA II están listas para quemar hidrógeno en el futuro", agregó.