Quito. En el segundo semestre de este año se ensamblará QLED en Ecuador, tecnología que permite realzar la calidad de la imagen.

Así se anunció en el marco de la inauguración de las nuevas líneas de producción para esa tecnología y para pantallas hasta de 82 pulgadas de la empresa Ensab que ensambla la marca Samsung en el país desde 2016.

Diego Terán, director comercial de Samsung Electronics, explicó que en 2016, iniciaron con 3 modelos, y con una producción de 50.000 televisores; en 2017, 7 modelos; en 2018, 10 modelos, y este año, 11 modelos con una producción de 180.000 unidades anuales. Durante los 3 años que están en el mercado han producido más de 295.000 unidades de televisores.

Aunque depende del modelo específico, el agregado nacional va de entre el 22% y el 25% pero -en dos años- esperan lograr un 30%, agregó Terán.

Kyu Yeon, presidente de Ensab, expresó que son una empresa ecuatoriana que mantiene una alianza estratégica con Samsung. La inversión hecha por la compañía local es de unos US$15 millones y solo para el ensamblaje unos US$2,5 millones. Estimó que la reducción del precio del aparato ensamblado en el país versus un importado es de un 30% o 40%.

Acotó que en Ecuador se hacen los empaques, mainboard (tarjeta para el funcionamiento general), la folletería, pero que no podría llegar al 100% de componente local porque, por ejemplo, las fabricas de los paneles están en Asia.

La posibilidad de exportar los televisores a países vecinos también se estudia.

Posibilidad también con celulares. Yeon mencionó que están evaluando si se podría o no ensamblar celulares en Ecuador pero es un proyecto que no está en firme.

Varias autoridades del Gobierno asistieron al evento, entre ellos, Otto Sonnenholznner, vicepresidente de la República, quien dijo que el Gobierno apoya tanto la inversión nacional como la extranjera.

Yuri Parreño, viceministro de Industrias, mencionó que la ley de Fomento Productivo 2, que sería enviada a la Asamblea a finales de marzo, contendría temas como: Calidad, Emprendimiento, reformas al Código de la Producción, Acuacultura, Mercado de Valores, entre otros.