São Paulo. La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil concluyó el viernes (5) el segundo día de la subasta 5G, la subasta de frecuencia más grande jamás realizada en el país, con la venta de lotes en el rango de 26 GHz , que compensan las inversiones en acceso a internet en miles de escuelas en el país.

Había poca competencia por los lotes y muchos no estaban recibiendo ofertas porque ya habían sido blanco de etapas anteriores o porque no había interesados.

La frecuencia de 26 GHz tiene mayor capacidad de transmisión de datos y se considera ideal en aplicaciones desarrolladas para tecnologías como Internet de las cosas (IoT) y automatización industrial. El día anterior, Anatel vendió licencias para las bandas de 700 MHz, 2,3 GHz y 3,5 GHz.

Claro, del grupo América Móvil, obtuvo dos lotes nacionales en frecuencia con una subvención total de 105,6 millones de reales. Telefônica Brasil, por su parte, obtuvo tres lotes nacionales con desembolsos estimados en 158,4 millones. TIM ganó una serie de lotes más pequeños relacionados con el sur, sureste y estado de São Paulo.

El operador Algar Telecom ganó cinco lotes también regionales, mientras que el más pequeño Fly Link y Neko Serviços ganaron un lote cada uno.