La operadora española Telefónica presentó una demanda contra Perú ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias de Inversión (Ciadi) por incumplimiento de acuerdos de inversión suscritos entre ambos países.

Telefónica sostiene que la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) y otros organismos del Estado peruano, incumplen las obligaciones establecidas en el Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones entre España y Perú (APPRI) de 1994, y califica su accionar como arbitrario y discriminatorio.

Según detalla una publicación del diario Gestion, Telefónica no estaría buscando una indemnización económica por parte de Perú, sino un respeto a los acuerdos de inversión.

El informe detalla que el tema clave del proceso de arbitraje es la demanda de la Sunat contra Telefónica, que lleva 21 años.

La publicación destaca que parte de este conflicto fue llevado al Tribunal Constitucional del Perú, que hace unos días emitió un fallo a favor de Telefónica por los intereses generados, eximiendola del pago de US$194 millones por considerar que la excesiva duración del proceso perjudicó a la empresa.

Sin embargo, el proceso sigue en el Poder Judicial, por la deuda principal que argumenta la Sunat y otros conceptos.

Telefónica notificó en mayo de 2020 al Perú la existencia de la disputa en el marco del APPRI. Dado a que el periodo de seis meses para alcanzar una solución amistosa entre las partes expiró sin éxito, la española procedido a continuar con el proceso.