Madrid. Telefónica Brasil repartirá 765 millones de reales brasileños netos (unos US$145 millones) entre sus accionistas en concepto de intereses por capital propio, de los que la matriz Telefónica S.A. recibirá unos 558 millones de reales brasileños (US$106 millones) dada su participación en el accionariado.

El consejo de administración de Telefónica Brasil aprobó este miércoles una cantidad bruta de 900 millones de reales brasileños (US$171 millones) para retribución a sus accionistas bajo la fórmula de intereses por capital propio relativo al ejercicio fiscal 2020.

Este pago tiene una retención fiscal del 15%, por lo que la cantidad a repartir finalmente es de 765 millones de reales brasileños (US$145 millones). El importe que se recibirá por cada acción preferente será un 10% superior al percibido por cada título ordinario.

De esta forma, Telefónica, cuya su participación total en la filial es del 73,58% de la compañía, ya que es la titular del 94,47% de los títulos ordinarios y del 62,91% de los preferentes, percibirá alrededor de 558 millones de reales brasileños (US$106 millones) por este concepto.

Telefónica Brasil ha explicado que, de acuerdo con los estatutos sociales de la compañía, los intereses sobre el capital propio se cargarán al dividendo mínimo obligatorio para el ejercicio fiscal de 2020.

El pago de esta retribución, que debe ser aprobada en junta de accionistas, se llevará a cabo antes de final del año fiscal de 2021, en una fecha que será fijada por el consejo de administración del grupo próximamente.