Madrid. El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha asegurado que en la compañía siguen trabajando en la ejecución de la escisión de su negocio de América Latina, así como en el resto de sus prioridades estratégicas, pese a la crisis generada a nivel global por la pandemia del coronavirus.

En un encuentro con la prensa, Álvarez-Pallete ha señalado que las cinco decisiones sobre su estrategia que se tomaron en noviembre "se están ejecutando, y a ritmo acelerado", incluida la escisión operativa de su negocio en América Latina y posibles operaciones corporativas en al región.

Así, ha apuntado que si han sido capaces de cerrar el acuerdo para la fusión de su negocio en Reino Unido O2 con Virgin Media, propiedad de Liberty Global, en plenas medidas de confinamiento y de tensiones en los mercados financiaros se demuestra que en Telefónica no están parados y siguen ejecutando todos los puntos de su estrategia.

"Lo que deben esperar de nosotros es que seguiremos con la cadena de hechos que anclen las decisiones operativas de noviembre", ha incidido Álvarez-Pallete, quien ha añadido que, si ya estaban convencidos de que eran las correctas cuando las adoptaron, "ahora todavía más".

En este sentido, el presidente ejecutivo de Telefónica ha remarcado que en la compañía hay mucha gente trabajando de forma remota en todas estas prioridades, aunque ha admitido que es más difícil por la situación de los mercados y el teletrabajo.

Respecto a Costa Rica, donde el grupo ha denunciado ante los tribunales a Millicon por negarse a completar la compra de su filial, la directora de Control y Finanzas de Telefónica, Laura Abasolo, ha reiterado que se tomarán "medidas muy contundentes" para que se cumpla lo acordado.

Respecto a una posible operación de compra de activos de Oi en Brasil, Álvarez-Pallete ha indicado que la compañía sigue trabajando en este proceso una vez que se ha abierto y ha asegurado que les "apetece mucho" poder sacarlo adelante, ya que daría "otra oleada de crecimiento" a Telefónica en un mercado en el que ya es líder.

En este sentido, ha señalado que todavía hay muchas incertidumbres en torno al mismo, así como que en la compañía le están dedicando "muchas horas" a ello, porque creen que reforzaría su posición en uno de los cuatro mercados clave para la empresa, que además es la mayor economía de América Latina.

Conflicto en Costa Rica. Respecto a Costa Rica, donde el grupo ha denunciado ante los tribunales a Millicon por negarse a completar la compra de su filial, la directora de Control y Finanzas de Telefónica, Laura Abasolo, ha reiterado que se han cumplido todas las condiciones necesarias para el cierre de la operación y que tomarán "medidas muy contundentes" para que se cumpla lo acordado.

En este sentido, ha remarcado que Millicon no tiene "ningún argumento legal" para cancelar esta operación y ha destacado que incluso el Gobierno de Costa Rica ha indicado que, desde su punto de vista, se habían cumplido todas las condiciones, lo que refuerza su posición.

Asimismo, ha señalado que la filial de Costa Rica, que ha vuelto a su 'portfolio', es actualmente una compañía "muy buena" que ha crecido en ingresos y accesos, ya que durante este tiempo han seguido muy pendientes de su negocio y gestionándolo para su crecimiento.