Tesla Inc reportó este miércoles una pérdida mayor a la esperada del segundo trimestre debido a que los márgenes de ganancia por sus vehículos fueron menores, pero dijo que aún apunta a obtener ganancias en el trimestre actual pese a que el crecimiento y la generación de efectivo son la prioridad.

Los márgenes brutos, un punto clave para los inversionistas en el sector automotor, cayeron en el trimestre de un 20% a un 19%, y, pese a sólidas ventas, los ingresos no cumplieron con las expectativas de los analistas.

Las acciones de Tesla caían un 11% en las operaciones tras el cierre del mercado regular.

Bajo la presión de cumplir con su promesa de generar ganancias en el segundo semestre del año, el presidente ejecutivo, Elon Musk, intenta contener costos mientras sigue invirtiendo en grandes iniciativas desde una fábrica en Shanghái y nuevos vehículos, como el Modelo Y y un camión semicomercial.

La compañía ha despedido a trabajadores y se ha comprometido a cerrar algunas tiendas para reducir los costos. Frente a la creciente competencia de una serie de rivales europeos, también ha cambiado sus precios y ha eliminado algunas versiones en los últimos meses.

Las sólidas entregas de Tesla en el segundo trimestre disiparon las dudas sobre la demanda del Modelo 3, pero las preocupaciones persisten, especialmente porque un crédito fiscal bajó a la mitad el 1 de julio y expira al final del año.

Un aumento de un 58,7% de los ingresos a US$6.350 millones en el trimestre no cumplió con la cifra de US$6.410 millones que estimaban los analistas, según datos del IBES de Refinitiv, además, la pérdida ajustada de US$1,12 por acción fue más profunda que la de 36 centavos que se anticipaba.